Crónicas

Portada Diario Marca – 30/06/2013 – Que sea por la sombra

Portada Diario Marca – 30/06/2013 – Que sea por la sombra
Gimme

 

Queridos amigos antimarquistas, escribo estas líneas desde las profundidades de Sierra Morena, sumergido bajo toneladas de olivos y una quietud casi total, sólo interrumpida ocasionalmente por un par de maullidos o algún chirriar de postigo mal cerrado. La gota fría está descoyuntando mis vacaciones, y aunque no parece que me vaya a tocar fregar el agua del garaje, el paisaje es algo más siniestro de lo que acostumbra.

Gracias a la generosidad ajena, puedo redactar estas líneas y de paso, ponerme al día con lo que estaba seguro serían un par de toneladas de comentarios en la página, dada la final de Supercopa, el pase de la Real Sociedad a la fase de grupos de Champions y el posterior sorteo de éstos, amén del Eurobasket que está a punto de comenzar. Más de mil comentarios leídos en una hora escasa, y creo que os odio a todos un poco. Pero bueno, nada que no se pueda resolver con una mesa en un Parador o una prima al administrador por favores varios.

La semana nos deja a un Barcelona supercampeón después de una durísima eliminatoria contra el Atlético de Madrid, sobre la que no creo que pueda aportar más de lo que por aquí ya se ha escrito, si acaso algún llamamiento a la calma y al verdadero fin de esta página, para el cual la ética personal y el respeto mutuo son fundamentales a la hora de conseguirlo. En otras ocasiones ha ocurrido alguna salida de tono (en un contexto similar) y como siempre, tras la tormenta llega la calma, no sin que más de uno saque conclusiones positivas al respecto o reflexione en una dirección más constructiva. En todo caso, si queremos debate, queremos pluralidad. Y para que haya pluralidad debe haber respeto. Es así de simple. Porque para seres unicelulares ya tenemos a la prensa deportiva nacional, que aquí solazamos con tanto arte e ingenio.

Los amos del cotarro, el diario de todas las aflicciones, vuelve a la carga con el caso Kaká, ahora triste y queriendo irse. Por sorpresa, dicen. Sorpresón, vamos. Nadie se esperaba ésto. Ni los intereses de las altas esferas que han encargado esta portada con todos sus ingredientes. Bien. Aquí debo poner un punto y aparte porque parece haber alguien en la redacción marquista que tiene algún tipo de inquina particular contra mi persona. Supongo que nadie se ha fijado, pero con esta creo que son tres las portadas del meteorito brasileño que me han caído en gracia, y ya se me acaban los verbos. ¿Se quiere ir? Id llamando al conductor del bus, lo dejamos en La Coruña y que aproveche para visitar las Rias Baixas u otros encantos de la comunidad, y que le pague el sueldo algún percebeiro. Jamás un fiasco futbolístico y económico de este nivel fue tan publicitado. Lo mejor que le podría pasar al Real Madrid es que este flamante balón de oro fuera erradicado lo antes posible del subconsciente colectivo, para evitar males mayores. Y ventas de camisetas.

Los grupos de Champions ya nos van abriendo la boca y llamando a las babas. Ningún equipo español tiene un grupo imposible o de la muerte, a mi parecer (este sería, lo leeremos mil veces, el de Arsenal, Nápoles y compañía). Quizás el Atlético sea el que a priori lo tiene más fácil. El Barcelona se encuentra en un grupo asequible, pero con equipos que ya les conocen y que supondrán –más que nada- un desgaste físico considerable. El Real Madrid se enfrenta a un grupo también manejable, contra una Juventus reforzada y un Galatasaray que seguro dará guerra. Por último queda el grupo de la Real Sociedad, probablemente el más complicado, aunque seguro que en Donosti estarán encantados con la idea de ver a su equipo jugando en Old Trafford. La parte mala es que el Shaktar es un hueso duro de roer, más en estos meses y en las condiciones polares que ofrecen como locales. Equipos que lo tienen más fácil que los españoles serían, si acaso, Chelsea y PSG. En el caso de los blues, manifiestamente. Y hablando de ellos…

Esta noche es la final de la Supercopa de Europa, que enfrentará al Bayern de Munich y al Chelsea en el reencuentro del morbo (¡oh! ¡ah!¡A mí que más me da!) entre sus técnicos, Jose Mourinho y Pep Guardiola. Más allá de un duelo en el que el llamado morbo existirá única y exclusivamente para el que lo busque, será una dura prueba para ambos, quizá más para Pep, que aún no parece encontrar la tecla para moldear al Bayern a su manera. Nada demasiado preocupante, por otra parte. Recuerdo sus inicios como entrenador del Barcelona (no sé cuántos partidos empataron o perdieron, creo  dos, tres o más) antes de arrancarse a ganar títulos como otros compran fruta. En el caso del luso, parece demasiado ocupado descartando a jugadores que han movido al resto del equipo durante sus años de ausencia y sintiéndose querido. Veremos que nos depara el espectáculo.

Eso es todo por hoy, antimarquistas. Disfrutad del fútbol, de la ausencia de Bale en la portada y de lo bueno por venir en competición europea y más allá.

¡Feliz fin de semana, antimarquistas!

 

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas
Gimme

"When the seagulls follow the trawler, it is because they think that sardines will be thrown into the sea"

More in Crónicas

Actualización NBA – Crónica DiarioAM 15/02/2019

gjdeleven15 febrero, 2019

UEFA Champions League: Ajax 1 – 2 Real Madrid – Crónica Diario AM 14/02/2019

churchill14 febrero, 2019

Vuelve la Champions League – Crónica Diario AM 12/02/2019

DjDolly12 febrero, 2019

Convocatoria Suprema – Crónica Diario AM 11/02/2019

errante11 febrero, 2019

Nuevamente es domingo – Crónica Diario AM 10/02/2019

errante10 febrero, 2019

Etiología futbolera – Crónica Diario AM 07/02/2019

errante7 febrero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM