Crónicas

Portada Diario MARCA 27/08/2013 – Aquí vale todo.

Portada Diario MARCA 27/08/2013 – Aquí vale todo.

Aunque Maquiavelo nunca lo dijo, se le atribuye la frase “el fin justifica los medios”, ya que resume muchas de sus ideas.

Se considera a Maquiavelo como uno de los teóricos políticos más notables del Renacimiento, pues con su aporte se abre camino a la modernidad en su concepción política y a la reestructuración social.

Tradicionalmente, se ha encontrado una aporía en el pensamiento maquiaveliano como consecuencia de la difícil conciliación de sus dos obras principales, los Discursos sobre la primera década de Tito Livio y El Príncipe.

En los Discursos, Maquiavelo se declara partidario de la república, partiendo del supuesto de que toda comunidad tiene dos espíritus contrapuestos: el del pueblo y el de los grandes (que quieren gobernar al pueblo), que están en constante conflicto. Para Maquiavelo el mejor régimen es una República bien organizada (toma como ejemplo la República Romana), aquella que logre dar participación a los dos partidos de la comunidad para de esta manera contener el conflicto político dentro de la esfera pública.

Maquiavelo señala, y de aquí la calificación de bien organizada, que es primordial que en dicha república se disponga de las instituciones necesarias para canalizar el conflicto dentro de las mismas sin las cuales la república se desarmaría. Ninguna de las otras formas de gobierno como la aristocracia, la tiranía, la democracia o la monarquía logran el equilibrio de los partidos dentro del régimen por lo que son inestables.

Los intérpretes proclives a las tesis republicanas han pretendido, desde Rousseau, conciliar la contradicción entre los Discursos y El príncipe considerando que este último supone un ejercicio de ironía que sencillamente desnudaba a la luz pública lo que eran las verdaderas prácticas del poder.

Sin embargo, la oposición a la república que podría inferirse en El Príncipe, debe tenerse en cuenta que cuando Maquiavelo lo escribe está escribiendo para mostrar a Lorenzo II de Médici cómo debe desempeñarse si es que quiere unificar Italia y sacarla de la crisis en la que se encuentra. Maquiavelo aclara también que puede existir un hombre cuya virtud política (saber aprovechar los momentos de fortuna y escapar de los desfavorables) supere a la república en conjunto pero dicha virtud política morirá con el mortal que la posea, cosa que no ocurriría en una república bien organizada.

Además de esto, debe recordarse que el Príncipe presenta analogías con la figura romana y republicana del dictador, investido de poderes absolutos durante un breve período y teniendo que rendir cuentas posteriormente ante la república. En este sentido, la contradicción entre los dos textos principales de Maquiavelo no es tal. Si es así, entonces el principado y la república deberían ser entendidos como formas de gobierno subordinadas a la auténtica preocupación política de Maquiavelo: la formación de un Estado moderno en la Italia de su tiempo.

Maquiavelo entiende que todo príncipe debe tener virtud y fortuna para subir al poder: virtud al tomar buenas decisiones y fortuna al tratar de conquistar un territorio y encontrarse con una situación (que no fue provocada por él mismo) que lo ayuda o beneficie conquistar. Aquel príncipe que obtenga el poder mediante el crimen y el maltrato, siendo éste vil y déspota, debe entender que una vez subido al poder tiene que cambiar esa actitud hacia el pueblo. Dándole libertad al pueblo, para ganarse el favor del mismo, ya que al fin y al cabo estos serán los que decidan su futuro.

Maquiavelo fue además un auténtico precursor del trabajo de los analistas políticos y columnistas de nuestros días: “todos estos príncipes nuestros tienen un propósito, y puesto que nos es imposible conocer sus secretos, nos vemos obligados en parte a inferirlo de las palabras y los actos que cumplen, y en parte a imaginarlo” (carta a Francesco Vettori, julio de 1513).

En todo caso, distintos textos del pensador arrojan luces y sombras sobre la coherencia interna de su obra. Así, el florentino llega a afirmar no sin ironía que “desde hace un tiempo a esta parte, yo no digo nunca lo que creo, ni creo nunca lo que digo, y si se me escapa alguna verdad de vez en cuando, la escondo entre tantas mentiras, que es difícil reconocerla” (carta a Francesco Guicciardini, mayo de 1521).
_______________________________________________________________________________

Echemos un vistazo rápido a lo que ha pasado este fin de semana a nivel deportivo y en lo que está por venir.

• El primer título de la temporada de fútbol, la Supercopa de España está a punto de conocer al vencedor en un apasionante partido de vuelta.
• La Supercopa de Europa está a punto de conocer quién gana en ese duelo que se ha convertido en un clásico de estos tiempos entre Mourinho y Guardiola.
• Fernando Alonso y Marc Márquez han hecho grandísimas actuaciones durante este fin de semana.
• La 68ª edición de la Vuelta a España ha empezado su andadura.
• La selección española de Basket sigue con su preparación ganando a Francia por segunda vez.
• Y la Real Sociedad está a punto de apear al Olympique Lyonnais y clasificarse para la fase de grupos de la Uefa Champions League.

Pero las tribulaciones de la casa blanca siguen copando la portada del diario de todas las aficiones panfleto.

Le vale a MARCA. Le vale al Real Madrid. Le vale Bale, ¿vale?…

Dejémonos de juegos de palabras estúpidos.

Llevamos apenas dos jornadas de liga, Bale, el deseado sigue en la pérfida Albión y el Maligno sigue líder de la liga, empatado a puntos con el Real Madrid y realizando ambos un juego más que discreto que parece que para ir sacando los partidos de la competición casera es más que suficiente remarcado el carácter “escocés” de una Liga que ya no es la de las Estrellas (dejó de serlo hace tiempo, las cosas como son).

El Barça, tras el atracón de la primera jornada, recibió un pequeño baño de realidad y se encontró ante el Málaga una muestra de los partidos que se va a encontrar a lo largo de esta temporada, mucho tendrá que sudar para recuperar el nivel del Pep team si es que ello es posible.

El Atlético de Madrid se alza como alternativa a expensas de ver cómo aguanta el resto de la temporada al endosar una manita al Rayo Vallecano, prueba palpable de que este proyecto de Simeone ha comenzado entonado como pocos.

El Athletic está demostrando que el regreso de Valverde a los banquillos tiene buena pinta y ha ganado sus dos primeros partidos, exiliado de un Nuevo San Mamés que está destinado a ofrecer grandes jornadas de fútbol a sus aficionados en particular y a todos los amantes del fútbol en general.

El Real Madrid por su parte sigue planteando serias dudas y sacando adelante sus partidos con lo mínimo a la espera de que se confirme de una vez el fichaje de Gareth Bale o la renovación de CR7 hasta el fin de los tiempos. Y mientras tanto el debate de la portería blanca se recrudece.

A título personal considero que tal debate no existe, Ancellotti ha apostado por Diego López por una serie de razones que ni las sé ni me importan. Asumo que es suficientemente profesional para tomar las decisiones que más benefician a su equipo y nadie en su sano juicio dejaría a Iker en el banquillo si no tuviera poderosas razones. De momento los resultados le dan la razón, sin embargo el run run sigue ahí, para regocijo de los carroñeros que tienen munición nueva ahora que temían que la marcha de Mourinho les dejara sin declaraciones jugosas.

Aunque me parece que por ello no se deben preocupar, el Tata Martino demostró que su carácter es distinto al de Tito y al de Guardiola al meterse allá donde no le llamaban con el coste del fichaje de Bale. Martino no dijo nada que no piense mucha gente, incluso muchos seguidores madridistas, pero siendo realistas, indecente es lo que se paga por el 95% de los jugadores de fútbol profesional, no sólo por lo de Bale.

Música para los oídos de los buitres de AS, MARCA, MUNDO DEPORTIVO Y SPORT.

Por cierto, Deco ha anunciado que deja el fútbol, pero parece que eso no es noticia. Aquí sólo es noticia según el color de la camiseta que se vistió.

Porque para esta gentuza todo vale, dejado atrás gran parte del código ético del periodismo, vendido al número de ejemplares y a los poderes fácticos que les utilizan para enviar el mensaje a la masa aborregada.

El fin justificando los medios. Cinco siglos después de este pensamiento falsamente atribuido a Machiavello sigue plenamente vigente.

Así nos va.

¡Salud y Cervezas!

beer

Pd. Respuesta a la cerveza de la crónica pasada: La Fin du Monde. ;)

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Crónicas

UEFA Champions League: O.Lyon 0 – 0 Barça – Crónica Diario AM 19/02/2019

churchill19 febrero, 2019

Actualización NBA – Crónica DiarioAM 15/02/2019

gjdeleven15 febrero, 2019

UEFA Champions League: Ajax 1 – 2 Real Madrid – Crónica Diario AM 14/02/2019

churchill14 febrero, 2019

Vuelve la Champions League – Crónica Diario AM 12/02/2019

DjDolly12 febrero, 2019

Convocatoria Suprema – Crónica Diario AM 11/02/2019

errante11 febrero, 2019

Nuevamente es domingo – Crónica Diario AM 10/02/2019

errante10 febrero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM