Crónicas

Portada Diario Marca 25/08/2013 – Every journey has an end (excepto Marca, que va a lo suyo) -By Ella-

Portada Diario Marca 25/08/2013 – Every journey has an end (excepto Marca, que va a lo suyo) -By Ella-

Portada Marca 25/08/13

 

 

 

 

Querid@s Antimarquistas,

Después de unas muy merecidas vacaciones, aquí me tienen de vuelta, con más ganas que nunca y dispuesta a darlo de todo. No me quiero poner en modo sentimental pero les confesaré que les he echado de menos, mucho y sin h. Espero que no haya hecho (con h) muchas faltas de ortografía en mi ausencia, que hayan podido disfrutar y que se hayan divertido mucho. Más adelante les hablaré de mis vacaciones (¿se pensaban que se iban a librar?), pero antes de ello hablemos de las memeces de siempre. Es lo que hay, que esto es Anti-Marca…

 

La vida sigue iguaaaaaal

Una se va de parranda casi un mes entero, vuelve y seguimos con el temita Humo Bale… Que lo fichen o no lo fichen, pero de verdad que esto es de un aburrimiento infinito. Durante mis vacaciones apenas he tenido internet, con lo cual he estado muy desconectada del mundo, pero cada vez que conseguía un wifi gratuito aquí o allá intentaba echar un vistazo rápido a las noticias, incluidas las deportivas, y comprobaba a cada momento que Humo Bale seguía sin ser fichado. Aprovecho el inciso, ahora que escribo “Bale”, para decir que la gente se está pasando un poco demasiado con Ben Affleck como próximo Batman. Sin ser súper fan de este hombre, hay que darle una oportunidad, y sobre todo ir a ver Argo, una película magnífica que a mí mantuvo en el borde de mi asiento en el cine durante dos horas… Que Michael Keaton de Batman era mucho peor, eh. He dicho.

El caso es que seguimos con Humo Bale en portada, hoy con jueguecito de palabras marquista, lo habitual. Una, inocente como es, pensaba que a la vuelta de las vacaciones el tema Bale estaría zanjado, ya sea porque habría fichaje o porque no lo habría, y que el Maligno tendría un nuevo central, más que nada porque lo necesita como el agua. Pues aquí estamos, a una semana del fin de mes y ni una cosa ni la otra. Ya me veo con gafe y que hoy será el día de la presentación más esperada desde… No sé, desde que Marca sacó la última foto decente en portada, y miren que ha llovido mucho…

Les voy a decir qué pienso sobre el tema Bale y los 99 millones de euros. Primero, los números que mueve nuestra maltrecha liga, sobre todo los dos grandes, son una indecencia. No lo son únicamente por los tiempos de crisis económica que corren, sino porque pagar ese dinero por dar unas patadas a un balón como que no, con la cantidad de cosas que hay que solucionar en este planeta… Segundo, éste no es el precio de mercado de Bale, esto es otro de esos gestos grandilocuentes que tanto gustan a Florentino: si los tengo los pago. Pues vale, yo no lo haría, pero eh, que no es mi dinero…

Tercero, este precio me parece una falta de respeto hacia Cristiano Ronaldo, y lo digo sin ningún recochineo. Conociendo algo ya al portugués, me juego un guisante a que si el fichaje es un euro más caro de los 96 millones que él costó, fijo que abandona el Bernabéu, y le entiendo. Bale será un muy buen jugador, pero no es el jugador que merece pasar a la Historia como el fichaje más caro. Yo, si fuese Cristiano (guapa, rica y buena jugadora), me ofendería, e insisto que lo digo muy en serio. Esto es como una empresa, tú llevas allí años trabajando, dándolo todo, eres el mejor, sin ti las cosas no serían lo mismo, y te traen a alguien de fuera por quien pagan más que tú cuando no es tan bueno como tú. Como para no cabrearse… Si Bale llega, Cristiano no renueva pero fijo. Y se larga el año que viene con viento fresco, y entonces vendrán las lágrimas al Bernabéu…

Finalmente, no me gusta hablar de los otros diarios “deportivos”, pero si se pasan por Sport yo no sé si esta gente es de verdad del Maligno o no, pero portadas como la de hoy son para quemarlas. El Tata Martino, que sigue siendo un completo desconocido para esta humilde cronista, dijo algo que comparto sobre el tema Bale, pero cuando uno es entrenador del Maligno no hay que darle combustible a la infecta prensa deportiva de este país. Desgraciadamente en ambos lados ya están explotando sus declaraciones y habrá que abrir los paraguas para sobrevivir entre tanta porquería…

Y por cierto, este Martino tiene una cara que es la suma perfecta de Bielsa y el padre de Messi, ¿no les parece?

Del resto de la portadita de vuelta de vacaciones (qué poca sorpresa que me he llevado…), sólo comentaré dos temas. Uno: lo de Di María y Casillas es para echarse unas risas, con el veranito que nos ha obsequiado Marca de humo y ceniza de los fichajes del equipo de todos los españoles de bien… Y dos, mi querida Fórmula 1: aaaah, cuánto te he echado de menos… Ya saben que no sé nada de este tema, aunque hace un par de días le tomé el pelo a un francés diciéndole que no sabía quién era Ayrton Senna (y se lo tragó el pobre, si es que…). El caso es que lo de que Alonso “necesita lluvia” me suena tan loser, o sea, de mal perdedor… Y digo yo, que lluvia o no lluvia todos corren por la misma pista, ¿o no? En fin, me seguiré desinteresando en la Fórmula 1 tanto como de costumbre en este nuevo curso. Ésta no se la esperaban, ¿eh?

 

Agradecimientos varios

Es de bien nacido ser agradecido. Durante mi ausencia, nuestro cronista más original, es decir Muramasa, me ha sustituido en mis crónicas dominicales. Le quiero agradecer públicamente su sustitución. Además, como nos conocemos en persona sé que Muramasa es un encanto de persona y muy divertido, lo cual hace que mi agradecimiento sea de lo más sincero. Además es fan de Manel, como Dios manda.

Segundo, durante mi ausencia también he sido testigo de los problemas técnicos de nuestra querida web. Como ignorante en la materia no he podido echar una mano, lo cual es ciertamente desesperante. Si embargo, DjDolly, su amigo Txema y nuestro querido Barrabas han podido ayudarnos a tod@s, y tenemos la página de vuelta. Son ustedes unos cracks, y menos mal que los tenemos… Habrá que pasar un día por el bar Ledesma, el bar más legendario de Euskadi y parte del extranjero, a hincharse de tapas y jamón ibérico con este par de vascos… Y en cuanto a Barrabas, como el lagarto le dijo una vez ya, su nombre bíblicamente malvado no le hace justicia, porque usted, como Mura, Dolly y Txema seguro que es un encanto de persona.

Sean estas pocas líneas un reconocimiento público de todo lo que les debemos en esta comunidad.

 

Periplo americano

Pues sí, como ustedes ya han adivinado con todas las palabras inglesas que salpican hoy mi crónica dominical, estas últimas semanas he estado viajando por Estados Unidos, en concreto por la costa este. Ustedes me dirán: “Ella, que aquí se habla de prensa pseudodeportiva infecta, no de tus vacaciones, chata”, y no les faltará razón, pero… ¿Se creen que no voy a encontrar yo una manera de girar la tortilla y colársela bien colada? Porque si no, es que no me conocen nada, nadita, nada…

El caso es que empecé mis vacaciones en la increíble ciudad de Nueva York. Todo lo que han escuchado sobre ella es cierto: la ciudad que no duerme, todo es posible allí, su energía, su gente… Todo es cierto: ¡todo! Pero como tengo que comportarme, no les daré detalles extradeportivos, excepto que, como ya les he dicho alguna vez, hay algo que me gusta aún más que el fútbol, y son las comedias musicales. Y en Broadway me sentí pletóricamente feliz al poder pisar tres teatros diferentes para reír, llorar, aplaudir, emocionarme… Si les digo que fue como estar en una final de Champions en directo y que tu equipo gane… Pues así me sentí.

En la puerta del tercer teatro me encontré con un japonés con la camiseta de Uruguay de Diego Forlán. No se la esperaban, ¿eh? Pues ya les he colado la primera, ea. Me saqué una foto con el chico, que estaba estudiando en Estados Unidos y que me dijo que para él el mejor jugador del mundo es Forlán (cuánta razón, cuánta razón que tenía el japonés…). Y cuando le dije que yo soy de origen uruguayo también quiso sacarse una foto conmigo, porque nunca se había cruzado con un charrúa, ni con un medio charrúa tampoco… A Robin le gusta esta historia.

El caso es que el primer día me dije: “pues vayamos a Times Square, por hacer algo, ¿no?”. ¿Y a quién me encuentro allí en tamaño baño haciendo publicidad de la Premier en una fachada enorme? Pues al mismísimo Humo Bale. Pensé en ustedes inmediatamente, y también en Marca: “a Marca le gusta esto”, el tío con su camiseta del Tottenham anunciando la Premier en el mismísimo centro del mundo… Y ahí va la segunda colada. ¿Qué se pensaban, que Ella había perdido sus súper poderes durante las vacaciones? ¡Jamás! Aquí se viene a hablar de lo que yo digo, ¡acabáramos!

Observé en las diferentes ciudades que visité que se empieza a jugar a fútbol en las calles, que empiezan a tener terrenos urbanos de fútbol… Eso sí, los yanquis juegan con unos fueras de juego de tres pares de millas. Ahí les veía yo, a los delanteros, pidiendo desesperados el balón, y yo con ganas de gritar: “¿pero dónde vas? ¡Que estás en fuera de juego, cutre!”. Pero no, no dije nada…

Mi periplo continuó hacia la estupenda ciudad de Boston, estado de Massachussets, ciudad donde nació la semilla de la independencia de Gran Bretaña, independencia adquirida oficialmente el 4 de julio de 1776. Pero no hablemos de Historia, centrémonos en deportes…

De todos los lugares que visité, Boston sin duda es el más deportivo (y el más europeo). En los pubs tenían tres mil teles con dos mil deportes en directo, incluido el fútbol, el nuestro, o como dicen ellos, el soccer (“football” es para el fútbol americano, ése chungo donde cada tío parece una especie de bull-dog/tanque).

En Boston es normal, y hasta recomendable para la vida social de uno, ir a los pubs a beber cervezas y ver deportes, ya sea fútbol americano, beisbol, básquet, baloncesto o el susodicho soccer. Me ofrecieron ver un Philadelphia vs Washington DC, pero decliné la oferta: no quería aburrirme… Para la anécdota, como allí pude por fin hablar con gente que se entera en esto del fútbol, el de verdad, me contaron alguna jugosa historieta.

El caso es que en Boston uno ha de ser de los Red Sox, el equipo de béisbol local que desata locuras. Estuvieron casi 100 años sin ganar la World Series, desde 1918, y de pronto en 2004 la ganaron. Me dijeron que si en un bar te pones a gritar “¡Red Sox, 2004!” todo el mundo se pone muy loco, nivel DjDolly.

Y ahora les contaré algo que sospecho que much@s de ustedes ya saben, pero para el resto será interesante. El dueño de los Red Sox, un tal John W. Henry, también es el dueño del Liverpool, sí, el equipo inglés ese que va de rojo. Resulta que esto de ser rico tiene que ser muy aburrido, y el hombre decidió que iba a importar esto del fútbol europeo al Nuevo Mundo. Y ahí está el tío, intentando convencer al público norteamericano para que vea fútbol en la tele. Y parece que lo está consiguiendo, porque no me ha costado mucho conocer a hombres que sepan algo de la Premier. Las mujeres ya es otra historia, aunque son espectadoras regulares de otros deportes, no se crean… Las otras ligas europeas es harina de otro costal, lo que conocen es sobre todo es la Premier, y también el Barça y el Madrid. Del Calcio nada, y de la Bundesliga ya ni hablamos…

Y es por eso que estaba Humo Bale en pleno Times Square en Nueva York, porque el ricachón de Henry se ha encargado de reservar una franja horaria televisiva para la Premier, y Bale la anunciaba, con la camiseta del Tottenham, insisto: a Marca le gusta esto.

El día que en Estados Unidos se decidan a ser los mejores del mundo en fútbol, que Dios nos pille confesados a todos…

Continuemos con mi viaje. El caso es que me ofrecieron pasar por Filadelfia, estado de Pennsylvania, que además de un queso es una ciudad (no muy bonita, todo hay que decirlo…). Apenas pasé unas horas allí, pero hice algo que les va a dar mucha, mucha, mucha, pero mucha rabia. Mucha. Y es que una servidora recordó cierta película que habla de boxeo, y no me dirán que el boxeo no es un deporte… Y ¡pam! Se la cuelo por tercera vez: Rocky. Rocky se filmó en Philly (como ellos llaman a la ciudad), y yo tenía un sueño desde hacía años, el sueño de subir un día las escaleras, esas escaleras donde Rocky se entrena en solitario en pleno invierno, antes de su gran combate… No quiero hacerles llorar, pero hablo de esta escena.

El caso es que una servidora, lo están viendo venir, se puso la música de la peli, exactamente el trozo en el que Sly va corriendo, y sí, efectivamente, subí corriendo las escaleras, y al llegar arriba alcé los brazos al cielo, con Philly a mis pies.

Pueden llorar, porque yo lo estoy haciendo.

Vale, había decenas de personas haciendo exactamente lo mismo, pero eh, no me digan que no se han emocionado. Y de la emoción hasta les traigo una foto y todo. ¿Soy yo la morena de la foto? ¿O la foto la he hecho yo? Se van a quedar con la duda, y yo encantada de que así sea. Lo sé, soy mala malísima, pero me acordé mucho de ustedes allí que hasta saqué fotos para el post de hoy, o sea que no se quejen. También hay una estatua de Rocky en el mismo sitio, todo muy emocionante, oigan.

Pueden odiarme momentáneamente, porque sé que da mucha rabia todo esto. Qué momentazo: mo-men-ta-zo.

Finalmente, mis maltrechos pies, después de andar lo indecible por las calles de Estados Unidos, dieron con Washington DC. Detalle que es importante que sepan de la ciudad: los museos allí son gratis, y cuando digo gratis es que cuestan cero dollars. Me lo habían dicho y no me lo creía, y la primera vez hasta fui a preguntar y todo: “¿dónde hay que pagar? ¿O es gratis?” (no lo pregunté en castellano, eh). Y la mujer me mira sonriente (“otra guiri con la pregunta de siempre…”) y me dice: “free”, que es gratis en inglés, no lo olviden. Total que encontré mi felicidad paseándome por no sé cuántos museos sin pagar ni un euro, ni un dólar ni ná de ná…

En DC, además de ver una parte de la primera jornada de liga (en concreto y por este orden, Barça y Madrid), hice tests con los yanquis y sí, conocen el fútbol, no sólo el actual sino que son capaces de irse algunos años para atrás en lo que a grandes equipos se refiere. Aún así, me permití hablar un rato sobre el tema, a lo cual se callaron respetuosamente: más que nada, que no hay yanqui que sepa más de fútbol que un europeo, y eso lo sabemos todos…

También tuve ocasión de hacer publicidad antimarquista, y ¡pam!, cuarta y última colada que les meto hoy. Tengo un amigo madridista (sí, sí, es cierto), llamémosle Pancho (le va a encantar). Mi amigo Pancho vive en DC desde hace un tiempo ya, con su encantadora mujer (del Barça, y sin embargo el matrimonio funciona, oigan) y con su pequeña hijita, recién nacida, que pude conocer, lo cual me emocionó casi más que subir las escaleras de Rocky, y eso que lo de las escaleras es como casi insuperable.

El caso es que Pancho confesó algo que yo sospechaba desde hace tiempo, y es que lee de vez en cuando Anti-Marca a escondidas, pero no me lo quería decir porque tampoco me va a dar la razón, eh. Me dijo que tampoco le molaba mucho, porque algo que se llama “anti Marca” tiene que ser anti Real Madrid, y como él es merengue… Y ya me ven, a 6.000 km de Europa explicando, una vez más, la diferencia entre ser antimarquista y antimadridista… No sé si conseguí mi objetivo, supongo que Pancho tendrá que leernos a menudo, con ojos neutros, para decidir si somos una cosa u otra, y no, no es una indirecta ni nada… El caso es que ya le voy a enviar el link de este post, a ver si le convenzo para darnos una oportunidad. Y de paso, Panchete, me encantó veros, mucho, espero que lo sepas.

Y ya ven, aquí acaba el relato de mis aventuras yanquis. Les pongo algunas fotillos, espero que les gusten. En cuanto a los jovenzuelos y jovenzuelas que corran por aquí y que piensen “ostras Ella, qué envidia con tus vacaciones”, les digo lo que los maduros de la página ya sabemos: estudien el máximo que puedan, trabajen mucho, tengan cabeza, y quizás algún día, cuando alcancen mi anciana edad, también podrán subirse a un avión y hacer un viaje alucinante como el que yo acabo de concluir. Lo que vale cuesta: no lo olviden.

Me despido de ustedes, contenta de estar de vuelta, contenta de volver a Anti-Marca, contenta de que la liga haya vuelto a empezar… Y contenta por muchos otros motivos, pero tampoco vamos a desvelar todo a la vez.

Pórtense bien, estudien y trabajen.

Twitter: @EllaAntiMarca

 

 

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas

Administrador web, bloguero, cronista, electrónico, informático autodidacta y apasionado del fútbol

More in Crónicas

cristiano-ronaldo-quinto-balon-oro

Football Quotes – Crónica Diario AM 14/12/2017

DjDolly14 diciembre, 2017
gol

Power Ranking La Liga 2017/18 Jornada 15

ercanadiense13 diciembre, 2017
types-paris

El resultado perfecto – Crónica Diario AM 05/12/2017

TaichoXela12 diciembre, 2017
José Sá

Do Dragão: Oporto – Mónaco – Crónica Diario AM 11/12/2017

churchill11 diciembre, 2017
Portada

Pobreza intelectual – Crónica Diario AM 10/12/2017

Ella10 diciembre, 2017
futbol5

Previa Jornada 15 – Crónica DiarioAM 09/12/2017.

Ankor9 diciembre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM