Crónicas

Portada Diario Marca 23/07/2013 – Se Busca Rey para trono.

Portada Diario Marca 23/07/2013 – Se Busca Rey para trono.

La Revolución de 1868 en España y la salida de Isabel II dio lugar a un gobierno provisional presidido por Serrano, y del que estaban también formando parte los otros generales sublevados.

El nuevo gobierno convocó Cortes Constituyentes, que con una amplia mayoría monárquica, proclamaron la Constitución de 1869, que establecía como forma de gobierno una monarquía constitucional. Una dificultad inherente al cambio de régimen fue encontrar un rey que aceptase el cargo, ya que España en esos tiempos era un país que había sido llevado al empobrecimiento y a un estado convulso, y se buscaba un candidato demócrata.

Finalmente encontraron a su monarca en la persona del duque de Aosta, Amadeo de Saboya, hijo del rey de Italia, que lo reunía todo para el cargo: procedente de una antigua dinastía (enlazada con la española) progresista y católico.

Fue Amadeo el primer rey de España elegido en un Parlamento, lo que para los monárquicos de siempre suponía una grave afrenta.

Contó con el sistemático rechazo de carlistas y republicanos, cada uno por razones inherentes a sus intereses; pero también de la aristocracia borbónica, que lo veía como un extranjero advenedizo, de la Iglesia, por apoyar las desamortizaciones y por ser el hijo del monarca que había clausurado los Estados Pontificios; y también del pueblo, por su escaso don de gentes y dificultad para aprender el idioma español.

Inmediatamente, una comisión parlamentaria se dirigió a Florencia para dar parte al duque; el 4 de diciembre acepta oficialmente esta elección, embarcando poco después rumbo a España. Mientras Amadeo I viajaba a Madrid para tomar posesión de su cargo, el general Joan Prim, su principal valedor, murió el 30 de diciembre por las heridas sufridas en un atentado tres días antes en la calle del Turco en Madrid.

Amadeo desembarcó en Cartagena el 30 de diciembre, para llegar a Madrid el 2 de enero de 1871. Allí se dirigió a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha para rezar ante el cadáver de Prim. Tras este amargo trago se trasladó a las Cortes, donde realizó el preceptivo juramento, terminando el acto con la solemne declaración por parte del presidente de las Cortes.

La llegada de Amadeo al poder lo único que consiguió fue unir a toda la oposición, desde republicanos a carlistas. Como ejemplo de ello baste reproducir unas líneas del discurso ante las primeras Cortes de la nueva monarquía del líder republicano Emilio Castelar y Ripoll (20 de abril de 1870):

Visto el estado de la opinión, Vuestra Majestad debe irse, como seguramente se hubiera ido Leopoldo de Bélgica (sic, por Leopoldo de Hohenzollern-Sigmaringen), no sea que tenga un fin parecido al de Maximiliano I de México… (sí, el mexicano acabó más frito que un pescaíto en Cádiz, todo amor y cariño desde las Cortes como podéis ver)

 

 

Amadeo tuvo grandes dificultades debido a la inestabilidad política española. La coalición de gobierno que había levantado Juan Prim se había fraccionado tras su muerte. La Unión Liberal, salvo Francisco Serrano y un pequeño sector, abrazó la aún expectante causa borbónica. Los progresistas se habían escindido en radicales, dirigidos por Ruiz Zorrilla, y constitucionalistas, encabezados por Sagasta. (Vamos, que el “todos a una” se quedó en Fuenteovejuna).

Hubo seis ministerios en los poco más de dos años que duró su reinado, creciendo cada vez más la abstención.

Tras un intento de asesinato contra su persona el 19 de julio de 1872, Amadeo I declaraba su angustia ante las complicaciones de la política española “Ah, per Bacco, io non capisco niente. Siamo una gabbia di pazzi — No entiendo nada, esto es una jaula de locos”.

La situación no parecía mejorar, debido al estallido de la Tercera Guerra Carlista y del recrudecimiento de la Guerra de los Diez Años en Cuba. Además, al empezar 1873, la coalición gubernamental, presa de fuertes fricciones entre los partidos que la conformaban, se separó definitivamente, presentándose por separado a las elecciones.

La guinda la puso un conflicto entre Ruiz Zorrilla y el Cuerpo de Artilleros. El presidente había manifestado su decisión firme de disolver dicho organismo militar, bajo amenaza de dimitir, y el ejército propuso a Amadeo I que prescindiera de las Cortes y gobernara de manera autoritaria.

La tradición madrileña asegura que al mediodía del 11 de febrero de 1873 al rey Amadeo I le comunicaron su «despido» mientras esperaba su comida en el restaurante del Café de Fornos; de inmediato, anuló el pedido, pidió una grappa, recogió a su familia, renunció al trono5 y, sin esperar la autorización de los diputados (según exigía el artículo 74.4 de la Constitución de 1869), se refugió en la embajada italiana.

Ese mismo día, Congreso y Senado se reunieron en sesión conjunta a deliberar (contraviniendo el artículo 47 de la Constitución). Emilio Castelar y Ripoll redactó la respuesta de la Asamblea Nacional al mensaje de renuncia de la Corona.

A pesar de los intentos de Ruiz Zorrilla por pedir tiempo para convencer al monarca de que regresara, una alianza entre republicanos y parte de los radicales (mayoría) dio por válida la renuncia al trono. Esa misma tarde del 11 de febrero se proclamó la Primera República Española.

Durante su breve reinado apenas tuvo amigos o confidentes: su compatriota y secretario personal, el marqués Giuseppe Dragonetti, o su ayudante, Emilio Díaz Moreu.


Tras la súbita salida de Tito Vilanova del banquillo blaugrana por causas médicas (desde aquí le deseamos una pronta recuperación, #ànimsTito!!!) resulta que uno de los banquillos más golosos actualmente había quedado sin inquilino.

Las opciones se multiplicaban en la prensa deportiva, desde Luis Enrique hasta Luis Aragonés, pasando por el “Loco” Bielsa o Guus Hiddink (que dimitió como técnico del Anzhi) aparecían en las quinielas, y entre ellos un nombre desconocido para todos aquellos que no suelen mirar la liga argentina, el Tata Martino.

Como bien sabemos, él ha sido el elegido por la secretaría técnica del Barcelona para intentar capear el temporal que ha supuesto la marcha de Tito y hoy MARCA lo tenía bien fácil para tener tema central de la portada, pero una vez más marraron la ocasión y decidieron darle cancha al rumor y la especulación que no a la auténtica noticia, lamentable MARCA una vez más.

Vayamos a lo importante, ¿quién demonios es el Tata Martino?

Gerardo “Tata” Martino era un centrocampista ofensivo que jugó en Newell’s allá por finales de la década de los 80 y principios de los 90, conquistando diversos títulos.

A mi entender uno de los más significativos es el primero que consiguió, el Campeonato de Primera División 1987-1988 ya que todos los miembros que conformaban la plantilla de Newell’s eran canteranos (espero que siga ese camino en su nueva andadura azulgrana porque hay buenos mimbres)

Como entrenador decir que es un “Bielsista” declarado y confeso con una particularidad: Es un ganador nato.

En su palmarés reciente encontramos que ha ganado el Trofeo Final 2012-2013 con Newel’s Old boys tras hacerse cargo de un equipo que se hallaba al borde del descenso. (oh, vaya… ) y que cayó en la última libertadores frente al Atlético Mineiro de Ronaldinho Gaúcho en semifinales y por penalties…

Si tiramos un poquito más atrás en el tiempo descubrimos que Martino estaba al mano de esa selección paraguaya que le puso los cojones por corbata a la selección española en el mundial de Suráfrica de 2010 y que no la apeó por el canto de un duro (aunque haya alguno o alguna que invoque a San Iker)

Y si aun tiramos más atrás en el tiempo descubrimos que es un entrenador que ha conseguido la mayoría de títulos en el fútbol paraguayo, lo cual, la verdad, no es que tenga mucho caché aquí en Europa.

Para que los que no hayan visto jugar a Newell’s se podría definir como orden en defensa, anarquía en ataque.

Partiendo de un esquema 4-1-4-1 todo el equipo miraba hacia arriba, los laterales muy agresivos subiendo y empujando al equipo hacia arriba, con extremos y falso nueve (en caso de Newell’s era Scobbo, en el Barça puede ser Messi). Eso sí es un equipo con una predilección por el juego de toque tan querido en Can Barça

Mi opinión personal es que la apuesta siendo, cuanto menos, arriesgada, es fiel al ideario azulgrana de fútbol de ataque y buen manejo de balón, espero que Martino calle la boca de muchos agoreros y que consiga que muchos se suban a su carro, la aparición de esos oportunistas significaría que la transición ha sido exitosa.

 

¡Salud y Cervezas!

 

Crónicas

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Crónicas

Martes con mucho frío – Crónica Diario AM 18/11/2018

Ella18 noviembre, 2018

Jornada 12 by Mikel – Crónica Diario AM 13/11/2018

ColaboradoresDAM13 noviembre, 2018

La taberna de Mou – Crónica DiarioAM 12/11/2018

eltpm2512 noviembre, 2018

Octavos de la Champions femenina by Darroa – Crónica DiarioAM 11/11/2018

ColaboradoresDAM11 noviembre, 2018

Radiopatio – Crónica Diario AM 08/11/2018

ColaboradoresDAM8 noviembre, 2018

Las notas: octubre 2018 – Crónica Diario AM 06/11/2018

churchill6 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM