Crónicas

Portada Diario Marca 21/05/2013 – El futuro (Una crónica a cuatro manos by Kiasyd y Mrs. M)

Portada Diario Marca 21/05/2013 – El futuro (Una crónica a cuatro manos by Kiasyd y Mrs. M)

Se acerca el verano, el final de las competiciones y toca hacer recuento de lo que se ha cosechado este año y analizados estos resultados podemos comenzar a vislumbrar un poco las necesidades de los dos grandes clubes del fútbol español. Vale, esas necesidades han sido expuestas a lo largo del año, pero me permitiréis que haga un análisis de lo que está por venir a coro con una colaboradora de excepción, ¡Mrs. M!

Para los que no la conozcan Mrs. M no es Judi Dench (aunque quizás @gimme_a_fix tiene razón y tras escribir esto deba matarme…) sino que se dedica al noble arte del periodismo (sí, el de verdad) y alguna vez ha salido ya en mis crónicas. Yo me encargo de Can Barça, ella, que para algo es madridista, se encarga de la Casa Blanca.

Para que luego digan que no hacemos crónicas con criterio ni con diversidad de visiones ;)


“A través del Espejo y lo que Alicia encontró allí” es la segunda parte de la popular obra de Lewis Carroll “Alicia en el País de la Maravillas”, donde se narra el retorno de la protagonista, Alicia, a tan maravillosamente alocado lugar para descubrir… bueno para descubrir muchas cosas, no me seáis vagos y ya estáis tardando en acercaros a la biblioteca más cercana a leer el libro :P

El caso es que muchas veces Barça y Madrid, Madrid y Barça han sido las dos caras de una misma moneda, un reflejo en el espejo, vasos comunicantes que era imposible que compartieran el trono del fútbol español de manera simultánea. Eso ha sido así siempre, incluso desde tiempos en que una rivalidad mucho más vieja que la existente entre el club blaugrana con el club blanco hacía las delicias de aquellos primeros aficionados al “Football”, cuando los catalanes bregaban con los vascos del Athletic club de Bilbao por la conquista de la Copa que bien le valiera un poema de Alberti a Platko, uno de los primeros mitos blaugranas. Eran otros tiempos, más poéticos, menos mercantilistas (aunque hay que decir que ya se vio entonces el potencial que tenía el fútbol como negocio).

Barça y Madrid siendo, pues, reflejos el uno del otro, con sus peculiaridades y características propias, se necesitan (lo siento muchachos pero es así) en el momento en el que uno de los dos caiga habrá que crear un Goliath para equilibrar la balanza lográndose así que el reflejo perviva.

Así que veamos que se esconden tras las bambalinas de los dos grandes clubes de España:

Futbol Club Barcelona by Kiasyd.

Suenan tambores de guerra en las tierras que rodean la Masia, pese a haber  obtenido el título de Liga por vigesimosegunda vez las aguas bajan revueltas. ¿Será por el bajón de forma en la fase final de las competiciones tras alucinar al mundo con una primera vuelta de Liga casi perfecta? ¿Será por lo evidentes que son las carencias en cuanto a recursos se refiera de cara a solucionar partidos complicados? ¿Será porque en el banquillo el único que confía en las habilidades de Tito Vilanova, es el propio Tito Vilanova?

Sea como fuere este verano se presenta calentito en Can Barça, el retorno de jugadores cedidos que no tienen ni van a tener hueco en la primera plantilla (Bojan Kirkc sin ir más lejos, Cuenca), la subida al primer equipo de canteranos que ya golpean con insistencia los portones del Camp Nou (Montoya y quizás ¿Deulofeu?), la necesidad imperiosa de buscar un relevo a piezas fundamentales como un Carles Puyol al que hay que mantener entre algodones o un Xavi al que comienzan a pesarle los años, así como suplir jugadores que pueden marcharse porque no disfrutan de tantos minutos como quisieran (Villa) o un Víctor Valdés al que estoy más que convencido que echaremos de menos.

Para cubrir la marcha de Victor Valdés el baile de nombres roza a veces lo esperpéntico, se ha oído casi de todo, Cortois, Guaita, Ter Stegen, De Gea, Reina… (no por Dios, Reina no…) tras las últimas noticias parece que los porteros del Liverpool y del Borussia Mönchengladbach se postulan como los grandes candidatos a la hora de suceder al bueno de Víctor, habida cuenta la conocida capacidad de la portería blaugrana de devorar porteros el movimiento es cuanto menos de altísimo riesgo. (A título personal yo preferiría a Ter Stegen, por joven, progresión y bajo coste, “sólo” 10 millones de Euros…)

En cuanto a la defensa, la larguísima baja de Abidal (y su más que posible salida del club este verano) junto con el estado de Carles Puyol y el pobre rendimiento que han tenido a lo largo temporada Dani Alves y Gerard Pirqué ha desvelado un panorama nada alentador: se confía poco en los defensas que aporta la cantera con la excusa de que no tienen experiencia y se vuelve a tirar de talonario, muy bien tendrán que hacerlo Bartra y Muniesa si aspiran a la frontal del Camp Nou, porque aquí los nombres que se barajan son más que en ninguna otra posición: Mats Hummels, David Luiz, Kompany, Rakitskiy, Vertonghen, Agger, T. Vermaelen, Marquinhos, Iñigo Martínez, Mehdi Benatia, Ezequiel Garay, Abdennour,Samuel Umtiti, N´Koulou, Neven Subotic, Dejan Lovren, M. Guedes, Thiago Silva, Mathieu… ahí es nada, creo que sólo faltan Gandalf y Chuck Norris… Sin embargo la profusión de nombres y candidatos, aparte de dar cantidades ingentes de rumorología para los medios demuestra que el tema del centro de la defensa se ha tomado con tremenda importancia o al menos es, en apariencia, importante tras años de una política de fichajes digna de Oliver y Benji…

El centro del campo, a priori, es la parte que menos urge reforzar. Estamos hablando de la sala de máquinas de todo un campeón del mundo (con todo el respeto al resto de centrocampistas no blaugranas de la selección), sin embargo la diversidad de recursos no puede esconder una realidad: que Xavi está mayor, Cesc juega donde no toca con ese invento del falso nueve que aun no se sabe a quién despista más, si a él o a la defensa rival y que a Thiago le urge una buena dosis de confianza por parte de los entrenadores para que le den la continuidad que necesita (continuidad que le dio un tal Van Gaal a un tal Xavi Hernández, por citar un ejemplo así, aleatorio que me ha venido ahora a la cabeza). Está luego el tema de cómo progresa Song en una posición donde tendrá que pelearse el puesto con el mejor del mundo ahí, un tipo de Badia llamado Busquets. Aunque las malas lenguas dicen que Song tiene medio culo fuera de Can Barça prefiero decir que hasta que no lo vea firmado no me creo nada. Con todo, siguen barajándose los nombres de Isco (pretendido por media Europa tras su campaña con el Málaga) y Gündogan para reforzar la medular.

Y por último, la delantera… El año en que Messi ha batido récords que se antojaban imbatibles ha sido cuando más sólo se ha quedado. Por diferentes circunstancias el resto de la delantera no ha estado a al altura: Pedro apareciendo con cuentagotas, Cesc, perdido en una posición que no es la suya, Tello con pocas oportunidades, Villa infrautilizado y Alexis fallando todas las oportunidades del mundo y alguna más. Si bien es cierto que las críticas a Alexis han estado durante largo tiempo justificadas, el chileno ha acabado la temporada de manera muy digna, de igual manera que un Villa que a pesar de haber sido, a mi entender, injustamente tratado por Tito ha acabado cumpliendo la mayor parte de las veces. Sin embargo ambos empiezan el verano con el cartel de transferibles ante la llegada del “esperadísimo” Neymar… No me duelen prendas reconocer que me da miedo me da este hombre y todo lo que le rodea… Por mucho que lo vendan como el futuro “rei do futebol” muchos somos los que nos tememos que sólo sea la enésima versión de Romerito que pasa por el Camp Nou con más pena que gloria… Espero tragarme mis palabras, pero en tiempos de crisis, cuando el Fair Play Económico acecha, gastarse el pastizal (se habla ya de 65 millones de Euros) por un jugador que como no llegue a las expectativas va a truncar la progresión de muchachos que sino por técnica si le pueden doblar la motivación como son Deulofeu, Tello o incluso Cuenca se me antoja una jugada de altísimo riesgo y no ya sólo deportivo sino económico. ¿Fichajes necesarios? Sí, pero no a cualquier precio. En la recámara se habla de Wayne Rooney, Marco Reus, Mario Gomez… y varios nombres más que, en el caso de venir, vendrán sabiéndose el plan B de la delantera cuando el plan “M” no funcione.

Visto lo visto el panorama no invita al optimismo, tras unos años en los que la cantera, bien por calidad, bien por necesidad, suministraba con regularidad piezas al primer equipo atisbo  como la tendencia se invierte. De acuerdo en que no hay hueco para todos y que los puestos del primer equipo cuestan ahora más que nunca, pero es evidente que Tito confía en los canteranos menos de lo que lo hacía Pep, y a las pruebas me remito: La reticencia a usar más a Tello, los minutos jugados por Thiago, la increíble no aparición de Deulofeu, malgastado en un Barça B lamentablemente dirigido por Eusebio Sacristán… Como se ha comentado en esta página en ocasiones anteriores, mucho nos tememos que la cantera sea moneda de cambio para la llegada de futbolistas con mucho nombre, mayor caché pero menor implicación y eso, después de haber denigrado el modelo de talonario por activa y por pasiva más que triste se me antoja traidor.

En cuanto al futuro de Tito, mi principal duda es qué llegará antes, una recaída en el estado de salud de Tito o la mano ejecutora de un Rosell que anda con ganas de cargarse los últimos legados del Laportismo que Pep Guardiola se encargó de alargar con un ciclo tan triunfal como inesperado. ¿Podrá Tito devolver las ansias de ganar, el hambre a una plantilla que podría retirarse en bloque sabedora de haberse hecho un hueco propio en la historia del fútbol? Durante gran parte de la pasada temporada pensé que sí, pero al recaer en su dolencia y su regreso me demostraron que aquí hace falta látigo constante, sí, pero también soluciones tácticas que ni Tito, ni Roura supieron hallar. Oigo que se menciona a Pellegrini como sustituto hipotético de Vilanova en caso de que éste recayera pero, la verdad, por mucho que me guste el Ingeniero como técnico, lo veo actualmente con un pie y medio en la ciudad de los Gallagher… Aunque de todos es sabido que en el caso de que venga un sustituto para Tito es muy probable que éste hable portugués… portugués de Brasil…

Esto en el terreno deportivo, porque en el terreno institucional este año no me depara nada bueno. Rosell, al que reconozco que tengo cruzado desde tiempos de su colegueo con Laporta, me inspira tanta confianza como un pedófilo a la puerta de una guardería.

Ninguna, repito, NINGUNA de sus actuaciones ha sido correcta, ni en tiempo, ni en modo, y mira que es complicado. Sus bravuconadas y meteduras de pata comienzan a hacerle sombra al gafe de MARCA. Su nula defensa de los intereses y honorabilidad del club es de un evidente que sonroja.  Por no tener su mandato no tiene ni una línea en al continuidad de sus actuaciones: Vender jugadores por no tener ni para pagar sueldos pero gastarse 70 millones en fichajes… Defender el Barcelona como modelo antiviolencia e intentar el regreso de los Boixos vía Grada de animación… Afear que el principal rival hable de los árbitros y acabar metiéndose en un charcho haciendo lo mismo… ¿Coherencia? Error 404. Coherencia Not Found.

Ya veremos si al final de su mandato cuadrán los números, porque sería justo que el siguiente candidato que accediera a la presidencia del club, en el caso de detectarse anomalías, le pidiera las responsabilidades que él mismo ha pedido (con socio haciendo de ariete mediante)… sólo espero que el próximo presidente lo haga él mismo, sería agradable volver a disfrutar de alguien que de vez en cuando le echa un par de huevos al asunto cuando corresponde.

En definitiva, a pesar del éxito que representa el título de Liga, es evidente que el reto que se plantea el Fútbol Club Barcelona es enorme, puesto que de la regeneración del sistema y de sus piezas depende la pervivencia del modelo, y por ende, de la continuación de esta saga de títulos que alarguen así la leyenda de un club que tiene por primera vez en mucho tiempo la oportunidad de ser aquello que lleva años diciendo, ser “más que un club”.

Real Madrid Club de Fútbol by Mrs. M

“Aunque mucho sea tomado, mucho queda. Y aunque no tenemos ahora el vigor que antaño movía los cielos y la tierra, lo que somos, somos; un espíritu ecuánime de corazones heroicos, debilitados por el tiempo y el destino, pero fuerte en voluntad para combatir, buscar, encontrar y no ceder”.

Con este poema del ilustre Lord Alfred Tennyson, M (Judi Dench) protagoniza una de las grandes escenas de la última entrega de James Bond: Skyfall. Unas frases que, además de venirme al pelo para presentarme ante vosotros con ese sobrenombre que mi estimadísimo Kiasyd me otorgó, me sirve también para resumir la vorágine en la que se verá (y se ve) envuelto el Real Madrid. Un fin de ciclo, un relevo, un ocaso que ha de tornarse en evolución, revolución, búsqueda de lo que fuimos y de lo que debemos recuperar.

Con una más que obvia marcha de Mourinho y una llegada (presupuesta) de Ancelotti (aunque no sea una opción que guste a todos), el escenario que nos queda en el Bernabéu puede llegar a ser más desolador de lo que imaginamos. La desconfianza, los roces de vestuario y los continuos problemas a plena luz y taquígrafo que han sufrido, sobre todo, los jugadores, hacen que lo que ocurre del túnel hacia dentro sea un laberinto a resolver en primer lugar. Bajo mi punto de vista, pueden ocurrir dos cosas: que con la salida de Mou los jugadores recuperen la confianza, la forma psíquica y su puesto en el equipo, o que lo vivido estos meses pase factura hasta un punto sin retorno.

Salvado ese importantísimo escollo mental que resolver, no es menos obvio que, a pesar de tener una excelente plantilla, habrá altas y bajas en el seno madridista. A expensas de ver qué es lo que quiere Ancelotti para el equipo (en caso de que finalmente sea el nuevo entrenador), de si tiene alguna exigencia para su proyecto o se “conforma” con lo que hay, algunos puestos exigen relevo, cambio o, cuanto menos, una suplencia de nivel.

Reconozco que en algunos casos no puedo ser objetiva. Soy madridista y admiro a Casillas. Quiero su vuelta; la exijo. Alabo las aptitudes de Diego López y le agradezco su labor (que tampoco ha sido fácil dadas las circunstancias), pero ansío la restitución de Iker; moral y futbolística. Con un mero apunte, eso sí: que los trapos que haya que lavar no lleguen a las manos “profesionales” de su pareja.

Si nos vamos a la defensa, omitiré comentarios poco vehementes hacia Arbeloa y sólo diré que no está a la altura. Qué decir de Essien, aparte de que no es una suplencia de valía ni garantía. Ni sé qué hace en el Madrid, la verdad. Se habla muy mucho de la vuelta de Carvajal, que además ha sido elegido mejor lateral derecho de la bundesliga. Con ese aval y siendo canterano, es una opción más que apropiada.

Creo que a los madridistas nos preocupa especialmente el centro del campo. Xabi Alonso necesita rotar y no tenemos un banquillo que nos permita asegurar el puesto. ¿Mi favorito? Verratti. ¿Que es imposible? Probablemente. Pero oye, que si viene Ancelotti, quizá no sea tan complicado. En contraposición, suena con fuerza Kondogbia, y su llegada a Valdebebas no parece tan difícil como la del nuevo Pirlo.

Y sí, parece que me estoy yendo de la realidad. Porque si por mí fuera, a pesar de que tenemos una gran plantilla, traería a Isco, a Gundogan, a Reus, y subiría a Jesé al primer equipo. Recuperaría a Marcelo y explotaría al máximo a Varane (ese chico es el futuro, oigan). Sonar, suenan muchos más: Falcao, Kun Agüero o incluso (los hay ilusos) Lewandowsky (qué cosas… de repente todos el mundo ficha a medio Bayern y medio Borussia). ¡Ah! Yo soy de las que quieren a Bale. (Kiasyd, querido, quedaos a Neymar).

Pero seamos realistas: pocos de éstos vendrán al club blanco. Primero porque me he colado pidiendo, y segundo porque, además de que no sabemos si querrán venir, para que entren unos, necesariamente han de salir otros. Claramente: Essien, Coentrão, Carvalho, Adán, Albiol, Khedira y Callejón. Probablemente: Di María, Higuaín o Benzema, e incluso hay quien habla de Pepe. Floren: móntatelo bien, que algún jeque despistado nos puede dar mucho por Kaká.

Eso sí, después de leer los pretendidos fichajes del Barça según Kiasyd unas líneas más arriba… creo que no nos van a dejar ningún jugador en el mercado. Lo queréis todo, majos… Yo, la verdad, me conformo con tener en el equipo a jugadores que realmente sientan el club y lo den todo más allá de rabietas, pataletas y mercado. Decir “es blanco”.

Por otro lado, no podemos perder de vista que se avecinan elecciones. Según parece, en junio Florentino Pérez será reelegido presidente del Real Madrid. Según explicaba hace unos meses “El confidencial”, Floren ya ha presentado a la asamblea sus planes: la remodelación del Bernabéu, la residencia del primer equipo y la de la cantera en Valdebebas, y la construcción de un parque temático en la Ciudad deportiva. Y claro, con semejante plantel le hicieron palmas hasta con las orejas. Conste que no me importa que siga siendo el presidente del club, aunque haya quien opine que “es una mina tener a Florentino Pérez de rival porque los rivales le crecen con facilidad y eso se debe a que es una máquina de equivocarse a la hora de elegir entrenadores y de gestionar el ámbito deportivo”. Ahí, a la yugular. ¿Llevan algo de razón visto lo visto o es una de las reacciones que provoca el “ser superior”?

En cualquier caso, para “tranquilidad” de los madridistas, Villar Mir, (la eterna promesa, que está llamado a declarar como imputado ante la Audiencia Nacional dentro de unos días junto a otros constructores por supuestas “donaciones” a un partido político) aseguraba hace unos días que no se va a presentar a las elecciones merengues aunque, si lo hiciera, dice, “las ganaría”. Moral no le falta al hombre. Eso sí, no aclara los motivos por los que no se presenta.

En definitiva: resolviendo el lance casi protocolario de elegir al nuevo presidente, centrando los esfuerzos en verano por hacer caja, liberarnos de jugadores que ocupan banquillo y no aportan nada (ni capital), trayendo a alguno de esos futbolistas-recambio que tanto necesitamos y aclarando (¡al fin!) quién será el nuevo entrenador, a los blancos no nos quedará más remedio que ir viendo cómo se reorganiza el desastre interno que Mou y compañía han dejado a su paso. Esa será la auténtica tarea del club. Y viendo la que se avecina, dudo que algún título llegue a nuestras vitrinas próximamente. No más allá de alguno de esos trofeos concertados en verano.

Y termino como empecé: “Aunque mucho sea tomado, mucho queda. Y aunque no tenemos ahora el vigor que antaño movía los cielos y la tierra, lo que somos, somos; un espíritu ecuánime de corazones heroicos, debilitados por el tiempo y el destino, pero fuerte en voluntad para combatir, buscar, encontrar y no ceder”.

Pongamos la casa en orden para poder reconstruir lo que fuimos. Y recuperemos el respeto que hemos perdido, más allá de las necesarias rivalidades.

Mrs. M.

PD: Es difícil conseguir llegar a vuestra altura en crónicas y comentarios, pero no puedo más que agradeceros que me hayáis dejado participar con este escrito “a cuatro manos” ideado por mi querido Kiasyd. Os leo, os sigo.

PD2: “El periodismo es el mejor oficio del mundo”, el periodismo de verdad.

Crónicas

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Crónicas

Martes con mucho frío – Crónica Diario AM 18/11/2018

Ella18 noviembre, 2018

Jornada 12 by Mikel – Crónica Diario AM 13/11/2018

ColaboradoresDAM13 noviembre, 2018

La taberna de Mou – Crónica DiarioAM 12/11/2018

eltpm2512 noviembre, 2018

Octavos de la Champions femenina by Darroa – Crónica DiarioAM 11/11/2018

ColaboradoresDAM11 noviembre, 2018

Radiopatio – Crónica Diario AM 08/11/2018

ColaboradoresDAM8 noviembre, 2018

Las notas: octubre 2018 – Crónica Diario AM 06/11/2018

churchill6 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM