Crónicas

Portada Diario Marca 14/05/2013 – El valor del esfuerzo

Portada Diario Marca 14/05/2013 – El valor del esfuerzo

Sísifo, fundador y Rey de Corinto, hijo de Eolo y Enarete y marido de Mérope.

Promotor de la navegación y el comercio, pero también avaro y mentiroso.

Recurrió a medios ilícitos, entre los que se contaba el asesinato de viajeros y caminantes, para incrementar su riqueza. Desde los tiempos de Homero, Sísifo tuvo fama de ser el más astuto y sabio de los hombres. Cuando Tánatos fue a buscarle, Sísifo le puso grilletes, por lo que nadie murió hasta que Ares vino, liberó a Tánatos, y puso a Sísifo bajo su custodia en el inframundo.

Pero Sísifo aún no había agotado todos sus recursos: antes de morir le dijo a su esposa que cuando él se marchase no ofreciera el sacrificio habitual a los muertos y ésta así lo hizo, así que en el infierno se quejó de que su esposa no estaba cumpliendo con sus deberes, y convenció a Hades para que le permitiese volver al mundo superior y así castigarla. Pero cuando estuvo de nuevo en Corinto, rehusó volver de forma alguna al inframundo, viviendo varios años más en la tierra hasta que fue devuelto a la fuerza por Hermes.

En el infierno, Sísifo fue obligado a cumplir su castigo, que consistía en empujar una piedra enorme cuesta arriba por una ladera empinada, pero antes de que alcanzase la cima de la colina la piedra siempre rodaba hacia abajo, y Sísifo tenía que empezar de nuevo desde el principio, una y otra vez. Así se cuenta en la Odisea.

El motivo de este castigo no es mencionado por Homero, y resulta oscuro, algunos sugieren que es un castigo irónico de parte de Minos: Sísifo no quería morir y nunca morirá, pero a cambio de un alto precio, y no descansará en paz hasta pagarlo. Según algunos, había revelado los designios de los dioses a los mortales. Albert Camus menciona poéticamente que la razón de su castigo obedece a su ligereza para con los dioses, revelando sus secretos y prefiriendo “la bendición del agua a los rayos celestes”. De acuerdo con otros, se debió a su hábito de atacar y asesinar viajeros. También se dice que aun viejo y ciego seguiría con su castigo.

Este asunto fue un tema frecuente en los escritores antiguos, y fue representado por el pintor Polignoto en sus frescos de la galería pública de Delfos.


Los dioses se empeñan en torturarnos, es un hecho. Castigados por un crimen que a diferencia del legendario fundador de Corinto ni conocemos ni mucho menos somos responsables.

Un último esfuerzo. MARCA, en su cara dura no sé si les pide un último esfuerzo a ellos, los jugadores o a nosotros, los esforzados lectores que aguantamos sus patrañas y mentiras, sabedores que, como Sísifo, el esfuerzo no implica el final del castigo.

En todo caso debiera ser MARCA el castigado a trabajos forzados, porque delitos para ello ha cometido en cantidad y forma tales que no pueden ser ni ignorados ni perdonados, como nuestro rey de Corinto favorito.

El autodenominado “periódico de la final” nos regala, en esta edición especial, otra blanca portada con mensajes para todos, los pesos pesados llegan justos de gasolina y no se perderán la final… esto… intuyo que alguien se ha olvidado de Iker o lo está ninguneando de mala manera, y no, no me refiero a Mou.

¿Acaso Iker ya no vende? ¿Esto acerca a Iker al borde del abismo por donde salen algunos jugadores insignia del club blanco?  (La famosa puerta de atrás, la que no da a la Castellana)

Por otro lado tenemos el infame precio de las entradas de la final de Copa, gentileza de la Federación Española de Fútbol. Las más caras de Europa, mucha crisis y mucha mierda pero aquí sablea hasta el apuntador. Lo que es cierto es que pudiendo ser la gran fiesta del fútbol, como lo es la Copa del Rey de baloncesto, se empeñan en sabotear una competición que, bien organizada, daría mucho, mucho que hablar. Y sí, estoy diciendo que ya es hora de poner el partido único hasta la final, designación de la final antes de iniciarse la competición y el ganador con plaza directa a la Champions League, que para algo ha ganado algo.

Otra piedra que toca subir para desgracia de nuestros ya torturados riñones y nuestras aún más torturadas economías personales.

Porque de tortura y no de otra manera se puede denominar el hecho de que haya DOS Marca hasta el viernes… como todos los añoooooh wait… que el año pasado no había periódico de la Copa ni ésta importaba un pimiento, ¿sería porque no la jugaba el Real Madrid?

Pedirles constancia y criterio es pedirles un imposible. Pedirles vergüenza y objetividad, otro. Pedirles que hagan su trabajo de manera acorde a lo que es la definición de periodista es como pedirle al sol que se tome un par de días libres y suma a la humanidad en la densa oscuridad de las estrellas. Pero se lo seguimos pidiendo, porque es nuestra obligación como lectores el exigir un mínimo de calidad.

Si al menos supiéramos con certeza que después de esta semana todo volverá a su cauce… lo lamentable es que volverá, pero a un cauce tan ponzoñoso y putrefacto que cualquier forma de pensamiento libre, lógico y decente será presa de Relaños, Ronceros, Peloteros y demás carroñeros “deportivos”.

En la portada del MARCA “normal” destaca la duda de TITO. Igualito que el año pasado cuando nos deleitaron con un “¡Qué guapa!” dedicada a la celebración en Cibeles. Cómo se les ve el plumero. ¿Novedoso? en absoluto, pero sí vergonzoso, tan vergonzoso como el hecho de que sea tan evidente les importe nada y menos al periódico de “todas las aficiones”.

Dudas, mentan desde Recoletos. Algo curioso, porque para lo que unos son dudas para los otros son preparación y planificación de la temporada, vamos, lo normal. (Ya hablaré largo y tendido el martes que viene sobre los horizontes nada lejanos que se abren para los dos grandes clubes del fútbol español de la mano de Mrs. M, descuidad.) Porque si hablamos de dudas, haberlas haylas, como las meigas y en todas partes por igual. Pero otra vez los Campillo Boys aplicando el doble rasero, y nosotros aguantando el sobrepeso en esa piedra que seguimos aguantando y empujando hacia arriba con más moral que el alcoyano.

A esto añadir la típica frase de autoayuda del que queda segundo en cualquier competición, y es que me niego a pensar que jugadores que saben lo que cuesta llegar a donde han llegado afirmen con total rotundidad que el año que viene la ganan… “Marca dixit” en toda regla.

Y mientras aquí seguimos nosotros, inasequibles al desaliento, poniendo el dedo en el ojo de MARCA para recordar que alguien no se cree las mentiras, las patochadas ni las milongas ya no de MARCA sino de la envenenada prensa deportiva de este país. Porque aun siendo Sísifos modernos, seguimos creyendo en el valor del esfuerzo.

¡Salud y cervezas!

Crónicas

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Crónicas

Martes con mucho frío – Crónica Diario AM 18/11/2018

Ella18 noviembre, 2018

Jornada 12 by Mikel – Crónica Diario AM 13/11/2018

ColaboradoresDAM13 noviembre, 2018

La taberna de Mou – Crónica DiarioAM 12/11/2018

eltpm2512 noviembre, 2018

Octavos de la Champions femenina by Darroa – Crónica DiarioAM 11/11/2018

ColaboradoresDAM11 noviembre, 2018

Radiopatio – Crónica Diario AM 08/11/2018

ColaboradoresDAM8 noviembre, 2018

Las notas: octubre 2018 – Crónica Diario AM 06/11/2018

churchill6 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM