Crónicas

Portada Diario Marca 28/04/2013 – La verdadera remontada

Portada Diario Marca 28/04/2013 – La verdadera remontada
Anz

Saludo compañeros:

Supongo que sería lo más normal hablar hoy de remontadas, de gestas de esas que cubren con letras doradas las páginas de nuestra historia. Pocas cosas hay tan épicas como sobreponerse a las peores condiciones para salir victorioso entre las aguas de la adversidad.

Con total sinceridad admito que ni el alma más fría consigue imponerse ante un estimulo tan poderoso como este pero como siempre en estos últimos tiempos falla algo vital y transcendente en todo registro sensible a perdurar. El tempo, los invocadores de espíritus se han equivocado pues nadie elige el momento de las gestas, estas nacen sin previo aviso y ante el débil tintineo de la ultima llama de esperanza. Invocarlas por capricho no es sino un signo de mezquindad o de estupidez sonrojante.

Que el Real Madrid sea capaz de subsistir en la competición fetiche tiene muchas lecturas y por supuesto una de ellas es que sin duda es posible. Los términos que separan lo real de lo irreal en el futbol están bastante definidos ya debido a la gran cantidad de experiencias vividas en la propia piel o en la de otros. Un pase capitalino a la gran final no sería lo más extraño que habremos visto en nuestras vidas ¿cierto?

Que el F.C. Barcelona acompañe al vencedor del martes comenzaría ya a mesar con descaro los áureos cabellos de las gestas divinas que solo las antiguas leyendas griegas alcanzaron pero repasando hemerotecas Rulkonianas bien pudieran caer en el saco de lo paranormal un buen puñado de ellas todavía.

Y que la posibilidad de que ambos sucesos ocurran al mismo tiempo es pan comido para cualquier estadístico de primer año, basta con rescatar el producto entre ambas probabilidades para darnos cuenta que esa final española tan requerida por los medios residirá entre los entresijos del cuarto milenio.

Y sin embargo es posible. Es factible del mismo modo que nos alcance un meteorito o la lotería nos solucione la vida. Es ahí precisamente donde juegan los titiriteros, es ahí donde encuentran sitio las palancas que mueven este mundo lleno de ilusos desdichados que lanzan frenéticos sus últimos dados. Es ahí donde traman con la ilusión ajena.

Llevo escribiendo casi dos años en estas páginas y confieso que al principio tenía la idea de que bien pudiéramos conseguir un cambio en las normas establecidas. Pensaba que con la gente necesaria conseguiríamos hacer torcer de rumbo la línea que nuestro amado periódico estaba marcando. Debo reconocer que me estaba equivocando.

Del mismo modo que veo que existe la posibilidad de que dos equipos se sobrepongan a importantes resultados adversos ante conjuntos en mejor forma física y mental que ellos, tengo la certeza de que las redes de las leyes estadísticas escapan sin presa ante un giro radical de un sector, el periodístico, que jamás volverá a ser lo que era. Jamás, y cuanto antes entendamos esto mejor nos va a ir. Basta de pedir que rectifiquen porque no lo van a hacer del mismo modo que cuando una fruta se pudre nunca más recuperará su color.

Me doy cuenta que esos chacales podrían vivir eternamente en este carrusel de circo sin fin, que la esperanza del ser humano es infinita y que mientras puedan explotarla ellos conseguirán medrar sin rubor, lo único que irán cambiando serán los payasos pero el juego seguirá siendo el mismo mientras no se produzca la verdadera remontada. Esta es de verdad la que nos sacará de nuestra miseria, la remontada social a un sistema que nos ha convertido en seres débiles incapaces de reaccionar, encerrados en jaulas de estupidez mientras pasan una y otra vez las mismas diapositivas.

Decía que estaba equivocado, es cierto, no me veo con fuerzas de cambiar a los medios ni con un millón de gargantas unidas a la mía. Por lo que he descubierto ni falta que hace. Solo se necesita nuestra presencia crítica, nuestra denuncia, nuestra simple existencia para que cada día sea una victoria.

Mientras permanezcamos, siempre habrá un lugar en este mundo en el que los que piensan distinto a lo establecido puedan sentirse comprendidos. Y juntos, todos, esperaremos el día en que la última gota colme el vaso y comience la verdadera remontada. El fin de los mediocres.

Que disfrutéis de un magnífico domingo con las personas que amáis.

¿Ya votaste en los Anti-Marca Awards 2.0?

Pd.- Nuestra querida Ella os manda cariñosos saludos y me dice que volverá la semana que viene a castigar a todos esos impíos de la buena caligrafía.

More in Crónicas

La taberna de Mou – Crónica DiarioAM 12/11/2018

eltpm2512 noviembre, 2018

Octavos de la Champions femenina by Darroa – Crónica DiarioAM 11/11/2018

ColaboradoresDAM11 noviembre, 2018

Radiopatio – Crónica Diario AM 08/11/2018

ColaboradoresDAM8 noviembre, 2018

Las notas: octubre 2018 – Crónica Diario AM 06/11/2018

churchill6 noviembre, 2018

Funambulistas de banquillo – Crónica Diario AM 05/11/2018

ColaboradoresDAM5 noviembre, 2018

Indignidad – Crónica Diario AM 04/11/2018

Ella4 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM