Crónicas

Portada Diario Marca – 12/04/2013 – Come y Calla

Portada Diario Marca – 12/04/2013 – Come y Calla
Gimme

Dicen los antiguos que hubo épocas en las que los Clásicos eran algo que normalmente se producía dos veces al año, y era motivo de gran expectación, jornadas de fútbol tensas y llenas de nervios a flor de piel. Los estadios se ponían sus mejores galas, y los relojes de millones de futboleros a lo largo del mundo se agitaban varias veces  durante el día, a lo largo del mundo. Eran duelos electrizantes, sin garantía ninguna de lo que podía ocurrir, a pesar de quien viniera en mejor racha o estuviera por encima en posiciones ligueras.

A veces había broncas, claro. El sentimiento de que aquello era algo más que un partido de fútbol normal, la sombra de la Historia se cernía sobre los jugadores, que pisaban el césped en un estado casi místico de concentración, expectantes y sabedores de que millones observaban todos sus movimientos. Pero salvando hechos puntuales, no había furia, ni desdén, ni mala sangre.

Desde aquella época ha llovido mucho. Ha habido un pasillo, la peor noche de la carrera de Sergio Ramos como futbolista, un estadio aplaudiendo a un jugador contrario al ser incapaz de negar sus virtudes, resultados abultados que hicieron que más de uno decidiera olvidar las penas en el vino o lo que tuviera más a mano. Ha habido actos, locuras, gestos, declaraciones, movimientos más identificables en lucha libre, marrullería, rabia, locura y mala sangre. Ha habido guerra.

Entretanto, a algunos les ha ido bien el negocio. Han realizado entrevistas, alimentado rivalidades, acusado sin pruebas, manipulado información y contribuido al mutuo desdén. Como en una guerra real, ha habido una industria que se ha beneficiado y ha evolucionado aprovechando un conflicto servido en bandeja, sin importar demasiado esa fina línea que discurre entre la trinchera más extrema y la sana rivalidad. Han querido ser el río que transportara todas las frustraciones, los agobios, la ira de un público cuyo máximo problema dista mucho de ser el fútbol. Han querido ser la voz de lo irracional, y lo han conseguido, manteniendo una industria en el camino, perdiendo toda dignidad, produciendo monstruos al amparo de las sombras de la razón.

El diccionario de la Real Academia define saturar, dentro de la física, el acto de aumentar la señal de entrada en un sistema hasta que no se produzca el incremento en su efecto. Como darle caramelos a un niño hasta que los odie profundamente al empacharse. A día de hoy, eso es lo que la perspectiva de otro Clásico genera en muchos aficionados, no solo culés y merengues, sino también otros muchos hastiados de la cobertura mediática que se les da a estos choques. Campañas de bombo y platillo, procesiones y griteríos, capaces de turbar el sueño del más reflexivo.

Sí, Marca, tenéis razón. Buena parte de la parroquia madridista, incluyéndome, prefiere que en media hora el bombo nos empareje con el FC Barcelona. Nada sé de directivos y jugadores. Pero es una cuestión meramente deportiva ateniéndonos a resultados y a un axioma básico: cualquiera de los tres equipos es un rival temible y puede ganarnos en cualquier circunstancia. Quizá sea mejor mal conocido que nuevo por conocer. Y tengamos en cuenta, también, que el Bayern es la a vez una neura del madridismo y el coco distinguible del bombo, y que el Borussia nos bailó el agua una buena parte de los 180 minutos disputados en la fase de grupos.

Lo que no quiero, Marca, lo que podría ahorrarme perfectamente, es la jugosa campaña cavernaria que encantados, cual diseñador de interiores, montaréis en caso de que salgan duelos fraticidas del bombo. Todo el ruido y la furia, todo el esperpento y el engaño. ¿Sabéis por qué? Porque sois los responsables, en mayor o menor medida según par cada cual, de que nos canse la sola perspectiva de un partido así. De que no podamos concebir la belleza de un Clásico por vuestro trabajo previo y posterior. En definitiva, de que nos desencantéis del fútbol. De noventa minutos de rivalidad, competición y encanto.

Ier Torneo de Apalabrados Antimarquista

Ya en cuartos de final, algunos de los llamados a ser semifinalistas van decidiéndose en el cuadro, con Elnekis como tapado oficial y peligroso del mismo. No os perdáis el desenlace de este torneo de pasiones, dramas y conspiraciones dentro de dos semanas. Solo puede quedar uno.

Sorteo de Uefa Champions League – Semifinales

Bayern de Munich – FC Barcelona

Borussia Dortmund – Real Madrid

¿La primavera está esperando que baje más la prima de riesgo para venir, o qué?

Bob Dylan – Thunder on the mountain

 

 ¡Feliz fin de semana, antimarquistas!

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas
Gimme

"When the seagulls follow the trawler, it is because they think that sardines will be thrown into the sea"

More in Crónicas

La política y el deporte – Crónica Diario AM 23/01/2019

DjDolly23 enero, 2019

Cambios – Crónica Diario AM 22/01/2019

Mikel22 enero, 2019

Los grandes pecados del periodismo deportivo – Crónica Diario AM 20/01/2019

DjDolly20 enero, 2019

Dakar 2019: semana 2 – Crónica Diario AM 17/01/2019

churchill17 enero, 2019

Dakar 2019: semana 1 – Crónica Diario AM 13/01/2019

churchill13 enero, 2019

Año nuevo… – Crónica Diario AM 09/01/2019

DjDolly9 enero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM