Crónicas

Portada Diario Marca 11/03/2013 – Rosell / Nixon

Portada Diario Marca 11/03/2013 – Rosell / Nixon

Nixon, este es el apellido más conocido del Escándalo Watergate junto con el de los periodistas que lo destaparon y el de su fuente de información “garganta profunda”.

Nixon fue forzado a dimitir tras las numerosas pruebas circunstanciales y directas reunidas que apuntaban hacia él como instigador del espionaje en el edificio Watergate y posteriormente acusado de mentir para tapar su relación con dicho asunto.

Por el camino se cargó a unos cuantos altos cargos judiciales que dimitieron para no cumplir con las órdenes que el presidente les daba.

El 1 de marzo de 1974 el jurado del proceso entregó al juez John Sirica una lista de siete funcionarios y asistentes del presidente Nixon que deberían ser acusados por el espionaje telefónico en el Edificio Watergate: H.R. Haldeman, John Ehrlichman, John Mitchell, Charles Colson, Gordon C. Strachan, Robert Mardian y Kenneth Parkinson, llamados por la prensa “los Siete de Watergate”.

En la lista de acusados se incluía secretamente al propio presidente Richard Nixon, junto con el Secretario de Justicia John Dean (quien había ofrecido dar “protección legal” al espionaje) y Jeb Magruder (militante de alto nivel del Partido Republicano encargado de “reclutar” espías).

Las investigaciones llevadas a cabo por el FBI y después por el Comité de Watergate en el Senado, el House Judiciary Committee y la prensa revelaron que el robo en el edificio Watergate fue sólo una de las múltiples actividades ilegales autorizadas y ejecutadas por el equipo de Nixon. También revelaron el enorme alcance de los delitos y abusos cometidos para apoyar la reelección de Richard Nixon, que incluían fraude en la campaña, espionaje político y sabotaje, intrusiones ilegales en oficinas, auditorías de impuestos falsas, escuchas ilegales a gran escala, y además la formación de un fondo secreto en bancos de México para pagar a quienes realizaban estas operaciones ilícitas. Este fondo también se usó para comprar el silencio de los cinco hombres que fueron imputados por el robo del 17 de junio de 1972 en el Edificio Watergate.

Tras defenderse de las acusaciones, la posición de Richard Nixon se debilitó muchísimo cuando, al empezar el proceso contra los Siete de Watergate, la Cámara de Representantes inició un proceso de “impeachment” (un juicio llevado por la Cámara alta contra un representante público al demostrarse actividades ilícitas y que normalmente lleva a su inhabilitación) contra él el 27 de julio de 1974, por la acusación de obstrucción a la justicia, dos días después se aprobó acusarlo por abuso de poder y el 30 de julio se agregó la acusación de desacato al Congreso.

Con esto quedaba libre el terreno para que el Senado de los Estados Unidos iniciara un proceso de impeachment contra Richard Nixon, pudiendo pedir inclusive su destitución del mando presidencial.

Ante esta situación, Nixon presentó su dimisión mediante un mensaje televisado en la tarde del 8 de agosto de 1974 antes de terminar el proceso, abandonando esa misma noche sus funciones como Presidente de los Estados Unidos y saliendo de la Casa Blanca con su familia en la mañana del día siguiente.

Su vicepresidente, Gerald Ford le sucedió inmediatamente y asumió el poder al mediodía del 9 de agosto. Su primera acción oficial fue indultar a Nixon, con lo que se detuvo todo procedimiento judicial contra él.


Alexandre Rosell, Sandro, el presidente “invisible” del Barça ha cruzado ya la línea que le separaba de las turbias prácticas al mentir en lo referente a la grada de animación del Camp Nou, no sólo ha mentido sino que ha actuado para volver a traer a un grupo violento otra vez de vuelta al Camp Nou… tal y como se demuestra en las diferentes informaciones publicadas en El Periódico de Catalunya respecto al pacto de la grada de animación.

Si lo segundo ya es execrable lo primero exige una reacción firme por parte de todos los estamentos del club. UN PRESIDENTE NO PUEDE MENTIR. (por mucho que en política tengamos ejemplos vivos e hirientes de que aquí se hace lo que sea por llegar o mantener el sillón). Y es la obligación de los socios, supuestos soberanos de este club el reaccionar con total contundencia.

“La mujer del César no sólo tiene que ser honrada sino parecerlo” reza el refrán latino, de igual manera el presidente del Barça debe serlo, o al menos parecerlo. Puedo aguantar un presidente patán, un presidente forofo, o alguién extremadamente histriónico, lo que no puedo aguantar es a alguien que se comporta como un absoluto villano, amparado en el oscurantismo, el secreto (entendido este como ocultación de hechos lesivos para los intereses del club) y la mentira.

En mi introducción he hablado del archiconocido caso de Richard Nixon, pero es que el caso de Rosell es cuanto menos igual, no me cabe duda que ha sido la Junta de Rosell la que estaba detrás de la demanda a Joan Laporta.

¿Demanda justa? Pues a tenor de las pruebas sí.

¿Maneras adecuadas? No, no puedo compartir el hecho de utilizar a un socio como carne de cañón con unas intenciones poco menos que vengativas.

Y es que todo en Rosell me desagrada, el perfil bajo es perfectamente respetable, otra cosa es por mantener ese perfil bajo dejes con el culo al aire a parte de tu club al que se supone que, como presidete no sólo debes gestionar sino que también debes defender… coño, que hasta un presidente tan poco dado a bajar a la arena como Florentino ha salido al paso de acusaciones y noticias fraudulentas por parte de nuestros amigos de Recoletos…

Pero bueno, poco a poco vamos viéndole la auténtica cara a este personaje, la lástima fue que en su momento hubo quienes creyeron en él como alternativa a un proyecto ya desgastado, y lo único que está consiguiendo es que cada vez más me esté acordando de Joan Gaspar.

Los Mossos d’Esquadra ya avisaron de la presencia casi mayoritaria de Boixos Nois en el proyecto de la grada de animación, y fueron sistemáticamente ignorados, todos aquellos que eran voces críticas fueron retirados de las diferentes reuniones previas y ha tenido que pasar un altercado como el de la bengala para que la realidad saliera a la luz… y la luz es muy mala para las mentiras… porque no sólo era la grada, sino las ventas con descuento y sin controlar la identidad a sujetos que pensaba extirpados del feudo azulgrana.

Yo quiero un estadio que anime, que empuje, que lleve en volandas a su equipo hacia la victoria, que apriete al rival… pero no voy a pagar un precio que implique el retorno de violentos al campo, me niego a pagar ese peaje, que, de paso, se carga la imagen que durante estos últimos años ha estado cultivando con mimo el club azulgrana.

Y pese a ello Rosell y su junta han intentado tirarlo para adelante hasta que los han pillado, y con las manos en la masa.

Lo dije en twitter en su día, con motivo de la payasada de rueda de prensa que dio:

¿Sabéis cuando supe que Rosell era un pésimo presidente para el Barça? Cuando mis amigos merengues le desearon un largo mandato.

Sin más y disculpad la tardanza en el artículo y que haya pasado olímpicamente de la portada de MARCA, pero creo que, como Anz dijo en su día, tenemos la obligación de aportar algo más al mundo, que de la portada de MARCA sólo se pueden extraer bilis y más bilis.

¡Salud y cervezas!

Trivial Birras de hoy!

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Crónicas

Actualización NBA – Crónica DiarioAM 15/02/2019

gjdeleven15 febrero, 2019

UEFA Champions League: Ajax 1 – 2 Real Madrid – Crónica Diario AM 14/02/2019

churchill14 febrero, 2019

Vuelve la Champions League – Crónica Diario AM 12/02/2019

DjDolly12 febrero, 2019

Convocatoria Suprema – Crónica Diario AM 11/02/2019

errante11 febrero, 2019

Nuevamente es domingo – Crónica Diario AM 10/02/2019

errante10 febrero, 2019

Etiología futbolera – Crónica Diario AM 07/02/2019

errante7 febrero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM