Crónicas

Portada Diario Marca 10/02/2013 – I have a dream

Portada Diario Marca 10/02/2013 – I have a dream
Anz

Saludos compañeros:

La actualidad, imponente, me empujaba desmedidamente a arrastrar cada una de mis fuerzas a saltar sobre lo que todos y cada uno de nosotros consideramos uno de los mayores ejercicios de cinismo e hipocresía dados nunca en nuestra cultura moderna. Porque siendo estrictos en el verbo, hemos de considerar cultura a cualquier trabajo periodístico y moderno a todo aquello que nuestra memoria viva abarca.

Son muchos los años que arrastran nuestras almas en pos de un ideal, algo intangible en el presente pero que sueñas con que cobre forma en un futuro no muy lejano. Luchas por ello, gastas tus energías y tus anhelos por que llegue ese día, sin desmayo y a pulmón abierto miras únicamente al frente dejándote la vida en el empeño.

Pero llegan los días en que las nubes ocultan el sol, la oscuridad de los miserables se extiende ante tus vidriados ojos y con el corazón congestionado observas como crecen las tinieblas a tu alrededor. El frio hedor del ambiente te acongoja y sientes tus fuerzas flaquear. Presientes que el enemigo es intratable, una bestia en descontrol que arrastra el caos más insondable que tus principios nunca entendieron y la noche oculta el mañana para siempre.

Así me acosté anoche. Después de tantas batallas libradas me vine abajo y caí en el abismo. Tras tanto mandoble, encontré la afilada espada de mi crítica mellada e inservible. Los últimos episodios de ruido solo eran el redoble de tambores a lo acontecido en la madrugada del viernes cuando salió a la luz el último anticristo del periodismo. La editorial del fin del mundo selló por fin, a tinta y fuego, el destino de del periodismo en este país.

Es muy curioso lo que nos sucede cuando dormimos. Tolkien podría haber esbozado mil duendes que tejen sus filos hilos en armonía sobrenatural mientras que Freud castigaría cada subconsciente en pos del equilibrio antinatural. Y sin embargo es parte de lo que somos y muchos nuestros actos más remarcables nacieron en una placida o tormentosa noche.

Anoche me acosté desesperanzado pero tuve después un sueño.

Anoche soñé que seguía existiendo Marca, soñé que continuaba su imparable descenso a los infiernos, día tras día, portada a portada. Continuaban insaciables su demoledora labor cadenas privadas y públicas, editoriales confrontadas y hermanados grupos mediáticos. Sin descanso emponzoñaban antiguos periodistas respetados o actuales mingafrias sedientos de su instante de gloria. Allí estaban los mismos bufones de cada noche riendo entre lodazales, allí estaban todos y cada uno de los culpables que colaboran en convertir nuestra sociedad en una mierda.

Pero también es cierto que soñé más cosas.

Anoche soñé que algo confrontaba todo aquello, soñé en una débil pero perfecta semilla plantada por Shepard que crecía entre zarzas y matojos. Eran tan nítidas esas imágenes que aun me parece estar viéndolas. Aparecieron un grupo de personas unidas por una idea y un principio que se oponía por naturaleza a su esclavitud intelectual, luchaban contra los mundos de Orwell , Skinner y Huxley todos a la vez. Luchaban contra el alienamiento social y las guerras de medios. Volaban con las alas que el pensamiento libre les dio para emerger sobre toda esa inmundicia. Durante ese camino se mancharon de negro humo y algunos de ellos cayeron ante el peso de la contaminación pero para la mayoría la determinación se sobrepuso al desaliento y en libre batida limpiaron el plumaje antes manchado.

Y llegamos al final del sueño, tan solo unos bellos trazos de lo que puede ser un magnifico futuro. Vislumbre casi por una rendija que todo cambiaba, que dejábamos atrás la crítica para pasar a la acción, que nuestros esfuerzos ya no se centraban en atacar y destruir sino en crear y desarrollar. Supe que era hermoso en el instante en que nos situábamos por encima del estercolero en el que nos hallamos. Supe que lo que hacíamos por fin valía la pena y que esta vez sí predicábamos con el ejemplo.

Antimarca en mi sueño crecía, lo hacía hasta niveles irreconocibles e inesperados, ya en nada le importaba ser una chinita en la balanza que contrarresta la injusticia. Tenía los medios para conseguirlo, cada uno de sus integrantes colaboraba desinteresadamente en consecución de un objetivo común. De repente se dieron cuenta que todos y cada uno de los esfuerzos que aplicaban en criticar a los medios podían ser enfocardos en algo distinto.

Y aquí es donde el sueño y la realidad se confunden, fue antes, o mientras quizás, abriendo los ojos que vi a todos mis compañeros unidos y formando parte de un periódico digital libre e independiente, regido por auténticos aficionados al deporte, cada uno en la manera que lo hace único y especial. Con artículos, portadas u opiniones. Llevando secciones de cada afición y deporte a todos los rincones que necesiten ser atendidos, manteniendo la crítica pero solo como parte de algo más grande si cabe, de algo que ya nos estamos empezando a merecer por derecho aquí compañeros.

Seamos realistas, ya la critica nos encerró en su circo de payasos demasiado tiempo, esto simplemente nos ayuda como tabla de salvación pero si de verdad queremos conseguir resultados no nos va a valer con lo que estamos haciendo a día de hoy.

Últimamente cada vez que leo uno de vuestros comentarios me entra la extraña sensación de que todo ese potencial increíble que guardáis está siendo desaprovechado. Horas y horas de esfuerzo que podrían ser destinadas a algo mucho más tangible. Hablando de mi diré que cada una de mis crónicas ya me gritan desde mis recuerdos y que languidecen mortalmente en el olvido porque en lugar de mejorar las cosas a nuestro alrededor, empeoran.

Es tiempo de dar una alternativa, no al desahogo como hasta ahora sino a lo que todos realmente buscamos. Imaginaos solo por un instante ser participes de un proyecto comunitario que embarcase cada una de las partes del espectro que forma nuestro colorido deporte nacional, sin intereses y como único motor el bien colectivo.

¿Suena bien no? Todo eso es posible. ¿Qué cómo?

 ¿Quieres que tu equipo de segunda tenga crónicas? Hazlas tú. Nosotros las colgamos.

¿Quieres que el curling tenga más aceptación? Mándanos tus ideas.

No llores, no critiques, no intentes cambiar a las hienas. Son lo que son y hasta que el mundo se hunda seguirán exprimiendo todo lo que puedan porque ya ha quedado demostrado que no son personas como nosotros, no pertenecen a nuestro ideal y por tanto no podemos juzgarlas bajo nuestros baremos porque hace mucho que salieron de ellos.

Cambia las cosas, no critiques. Construye. Somos una nueva generación fuerte y preparada, con formación y con un estimulo, el de cambiar lo que nos rodea porque apesta. Sentados y criticando no cambiaremos nada, ya ha quedado probado, demostrado y ratificado. Estamos rodeados de inmundicia en todos los sectores de nuestra vida, esos cabrones nos prepararon trampas para subyugarnos por toda la eternidad pero tenemos la capacidad para cambiar las cosas y romper los esquemas preestablecidos.

Yo soñé algo anoche, soñé que un puñado de locos dejaba de formar parte del ruido y comenzaba a cambiar la historia.

Y ahora os pregunto….¿Queréis soñar?

 

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas
Anz

More in Crónicas

Actualización NBA – Crónica DiarioAM 15/02/2019

gjdeleven15 febrero, 2019

UEFA Champions League: Ajax 1 – 2 Real Madrid – Crónica Diario AM 14/02/2019

churchill14 febrero, 2019

Vuelve la Champions League – Crónica Diario AM 12/02/2019

DjDolly12 febrero, 2019

Convocatoria Suprema – Crónica Diario AM 11/02/2019

errante11 febrero, 2019

Nuevamente es domingo – Crónica Diario AM 10/02/2019

errante10 febrero, 2019

Etiología futbolera – Crónica Diario AM 07/02/2019

errante7 febrero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM